La lubricación del cabello es un tema muy popular y la mayoría de vosotros ya lo habréis escuchado. Cada vez más mujeres de todo el mundo deciden emprender este tratamiento de embellecimiento. Aquellos que lo conocen, lo alaban. ¿Qué es exactamente la lubricación capilar? No es otra cosa que la aplicación de aceites de origen natural, combinados con la porosidad del cabello y el cuero cabelludo. Tal ritual de embellecimiento ayudará especialmente a aquellas chicas cuyo cabello está dañado debido a los tratamientos frecuentes con calor, tintes, caída excesiva de cabello y puntas abiertas. Los aceites también serán un remedio para la caspa, irritaciones del cuero cabelludo y otras enfermedades dermatológicas.

LUBRICACIÓN CAPILAR – UN MÉTODO FIABLE PARA UN CUERO CABELLUDO SALUDABLE

¿Qué usar para la lubricación capilar?

Decidir qué usar para la lubricación capilar no es una tarea fácil. La regla principal afirma que los aceites deben coincidir con el tipo de porosidad que tienes. ¿Qué significa esto?

  • el pelo de porosidad baja debe tratarse con aceites saturados
  • para la porosidad media, los mejores son aceites monoinsaturados
  • los aceites más recomendados para el pelo de porosidad alta son los poliinsaturados y algunos de los aceites monoinsaturados.

¿Puedes distinguir aceites y combinarlos a una porosidad particular? Presta atención al contenido de los ácidos grasos esenciales (AGE). Por lo tanto:

  • los aceites saturados son aquellos que contienen ácidos grasos omega 3 y omega 6. Tienen forma sólida y crean una capa protectora en la superficie del cabello. Estos son: aceite de coco, aceite de palma, manteca de karité y manteca de cacao y mango.
  • los aceites monoinsaturados contienen ácidos grasos omega 3, 6 y 9 en partes iguales. Esos productos son semipenetrantes. Las mezclas de aceites también funcionarán bien. Dichos productos incluyen: aceite de macadamia, aceite de jojoba, aceite de oliva, aceite de colza, aceite de sésamo, aceite de ricino, aceite de almendras dulces.
  • los aceites poliinsaturados se componen de partículas grandes y son bien absorbidos por el cabello. Prueba los siguientes preparados: aceite de semilla de cáñamo, aceite de semilla de uva, aceite de almendras dulces, aceite de linaza, aceite de girasol, aceite de onagra, aceite de maíz, aceite de semilla de manzana.

Cómo lubricar el cabello?

Hay un par de métodos muy fáciles para la lubricación capilar: en seco y en húmedo. El primer método se basa en aplicar aceite en el cabello antes de lavarlo. Todo lo que necesitas hacer es dejarlo durante aproximadamente dos horas y luego lavarlo con un champú suave y darle estilo como de costumbre. Cuando se trata de lubricar el cabello húmedo, debe hacerse después del lavado. Deja que los aceites se absorban por completo para que lavarlo después de unas horas. Si deseas mejorar los efectos, debes ponerte un gorro de ducha de plástico y una toalla calentada o un sombrero viejo de invierno. De esta forma acelerarás el proceso de absorción de los ingredientes activos, mejorarás la circulación sanguínea y simplemente te relajarás. La clave del éxito cuando se trata de lubricar el cabello es hacerlo con regularidad. Repite el tratamiento una vez a la semana y pronto podrás notar efectos sorprendentes.

Cómo lavar el cabello después de la lubricación capilar?

Se dice que los mejores productos para lavar aceites son los champús que no contengan SLS, SLES. Tienen ingredientes suaves, no causan irritación en el cuero cabelludo ni sequedad extrema. La mayoría de ellos se recomiendan para el cuidado del cabello de los niños. No solo lavan suavemente los aceites, sino que también dejan la cantidad correcta de nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del cabello y del cuero cabelludo. No uses detergentes demasiado fuertes. Dichos productos pueden causar reacciones alérgicas, un cuero cabelludo seco y cabello dañado.

Lubricación capilar perfecta

Si deseas que el tratamiento de lubricación capilar produzca los mejores resultados, debes recordar una regla muy importante. Aunque tu cabello pertenezca a un cierto tipo de porosidad, todos difieren entre sí. Por lo tanto, al decidir sobre dicho método de cuidado del cabello, debes recordar lo siguiente:

  • combina el aceite capilar con tu tipo de cabello
  • decide el tiempo óptimo en que deseas dejar actuar el aceite
  • determina la cantidad de aceite que has de usar
  • encuentra el método de lubricación del cabello que se adapte a tus necesidades

Si logras cumplir con todas las condiciones mencionadas anteriormente, la lubricación del cabello definitivamente te traerá resultados sorprendentes.